Cuento de Primavera

Letras & Poesía: Literatura Independiente

La fiesta de Dionisos se desarrollaba en el corazón de la foresta. Ella había ido temerosa, había salido de su árbol, pues era sólo una joven ninfa del bosque, alguien sin experiencia en las celebraciones de la primavera, donde la diosa Maia brindaba fertilidad y prosperidad en copas de vinos con el dios de la embriagadez y su corte. Y mientras Pan tocaba su pequeño flautín, los faunos, selenos y sátiros con las ménades bailaban sin cesar.
Escondida tras un arbusto asomó su cabeza para ver el espectáculo, pues Maia derramaba de sus manos semillas que luego germinaban en la tierra fresca, una explosión de abundancia emergía de las plantas, que florecían y daban frutos al ritmo de los címbalos y tambores.
Sus ojos se posaron en él, era un sátiro de mediana edad, experimentado en las artes amatorias, y él le respondió devorándola con la mirada, la llamó con…

Ver o post original 342 mais palavras

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s

Este site utiliza o Akismet para reduzir spam. Saiba como seus dados em comentários são processados.