Réquiem

Letras & Poesía: Literatura Independiente

Padre nuestro que estas en el cielo; nosotros estamos en el mismísimo infierno; santificado sea tu nombre; el sol quema más que otras veces, pero a pesar de ello me siento en tu reino… aunque no exista. Hágase tu voluntad. Vengo cargando la cáscara de lo que alguna vez fuiste, Rosalba. ¡Pesas tanto! Avanzamos lento por el bochorno, pero yo ya quiero llegar, quiero dejarte en ese agujero. En la tierra como en el cielo. Yo no creo en el cielo, dejé de creer en él hace mucho. Perdona nuestras ofensas. Aún no entiendo cómo una madre puede vender a su hija. Yo nunca te pedí nacer, entiendo que me odiaras, me lo repetiste tantas veces. «El único hombre que me quería se fue por tu culpa, Catalina». Esa oración siempre impregnada del mismo rencor. Danos hoy nuestro pan de cada día, ese que me arrebatabas, después de tratar con…

Ver o post original 571 mais palavras

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s

Este site utiliza o Akismet para reduzir spam. Saiba como seus dados em comentários são processados.