Ilusión.

El Destrio

¿Qué nos mueve? ¿La inspiración? ¿El deseo? ¿Las ganas de hacer? ¿Acaso un cierto estado de ánimo que invita a crear? ¿La necesidad?

¿La mera costumbre?

No. Yo creo que el motor es la ilusión.

Es lo que me hace seguir, lo que me anima a mejorar, a perseverar, a superar los obstáculos y a aprender de los fracasos. La ilusión es empuje, es plantearme metas y, de llegar a superarlas, nunca mirar atrás, sino adelante, a por la siguiente.

Pero la ilusión es esquiva, a veces tan frágil que hay que mimarla. Hay que alimentarla cada día de sueños y protegerla del desánimo y la decepción.

Es también la excusa para cualquier locura, porque me hacía ilusión, y la razón de incontables sacrificios y esfuerzos, que merecen la pena cuando hay ilusión.

Pero la ilusión, la ilusión de hacer, de sentir, de crear, de vivir, la ilusión de llegar…

Ver o post original 197 mais palavras

Anúncios

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s