Grupo de parlamentares do PT abre dissidência e divulga manifesto pelo “Fora Bolsonaro” – Brasil 247

“Diante de tantos crimes e violências, é legitimo o direito de colocar abaixo um governo que pode levar à morte, por doença ou miséria, milhões de brasileiros e brasileiras”, diz o deputado Rogério Correia (PT-MG), um dos signatários do documento

Fonte: Grupo de parlamentares do PT abre dissidência e divulga manifesto pelo “Fora Bolsonaro” – Brasil 247

A loucura vai dissolvendo a quarentena — TIJOLAÇO | “A política, sem polêmica, é a arma das elites.”

No Rio, O Globo mostra a concentração de pessoas nas ruas e, sobretudo, nas áreas mais pobres.. Em São Paulo, discute-se a adoção de medidas mais severas de restrição à mobilidade. No país inteiro,… O post A loucura vai dissolvendo a quarentena apareceu primeiro em TIJOLAÇO | “A política, sem polêmica, é a arma das…

via A loucura vai dissolvendo a quarentena — TIJOLAÇO | “A política, sem polêmica, é a arma das elites.”

Sem quarentena, colapso dos hospitais pode ser antecipado – GGN

O Jornal De Todos os Brasis – O Jornalista Luís Nassif lidera equipe Do Jornal GGN. Com opiniões e conteúdo de qualidade o portal sempre traz as últimas noticias do cenário político nacional

Fonte: Sem quarentena, colapso dos hospitais pode ser antecipado – GGN

Camilo Parada Ortiz: “El estado chileno no cesa de … | Página12

Desde Santiago.La historia de Camilo Parada Ortiz está surcada por la tragedia chilena. Su abuelo materno Fernando estuvo desaparecido y luego fue asesinado por la dictadura de Pinochet. Su padre José Manuel apareció degollado nueve años después cuando el régimen militar ya planificaba su retirada. De esas militancias en el Partido Comunista, entre la clandestinidad y la superficie, él tomó fuerza para transitar la suya y hoy trabaja en el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos en esta ciudad. Hace ocho años se desempeña en el área de Producción y Gestión Cultural de ese espacio creado durante la presidencia de Michelle Bachelet.-¿Cuál es su actividad específica en el Museo?-Somos un equipo de tres personas que nos encargamos de las actividades de extensión por fuera de la museografía, ya sean ciclos de teatro, cine, música, lanzamientos de libros como simposios académicos. En este último tiempo estamos intentando relacionar las violaciones de los derechos humanos en el presente con las pasadas tratando de crear un puente y no nos ha sido fácil por cierta resistencia interna, porque hay discusiones internas, pero ese es el objetivo que nos hemos dispuesto en este último tiempo.- ¿Puede reseñar las historias de su abuelo y su padre?- Yo nací en octubre de 1975, es decir dos años después del golpe militar. Mi abuelo materno Fernando Ortiz acababa de ser nombrado secretario general de la segunda dirección del Partido Comunista en la clandestinidad. La primera dirección había sido desbaratada, hecha desaparecer en parte, porque fue apresado su secretario general a quien luego lo intercambiaron por un espía de la CIA en el Muro de Berlín. A mí abuelo lo agarraron en el 76 en la calle Larraín, en el sector de La Reina, un barrio pequeño burgués que hay en Santiago junto a varios compañeros y fue llevado al cuartel Simón Bolívar también en la comuna de La Reina, que fue muy conocido por la crueldad de las torturas donde a los presos se les inyectó hasta mercurio, hubo métodos de una crueldad inenarrable y él fue un detenido desaparecido para nosotros.-¿Pudieron encontrarlo?- Mi madre, mi abuela, mi tía buscaron el paradero de mi abuelo pero nunca más supimos de él hasta llegada la democracia. Empezó a haber información en mesas de diálogo que se hicieron, se supieron algunas cosas y comenzaron a aparecer osamentas en la Cuesta Barriga, en minas donde habían removido la tierra y encontraron el pedazo de un dedo, un pedazo del cráneo, pero le pudimos dar una ceremonia de entierro al abuelo junto a dos militantes más, uno comunista y otro del Movimiento de Izquierda Revolucionaria cuyos cuerpos fueron encontrados en el mismo lugar.-¿Y su padre?- Mi padre trabajaba en la Vicaría de la Solidaridad, un organismo de la iglesia relacionado con los derechos humanos. Él también era comunista, sociólogo y se encargaba de los archivos de la Vicaría. Es decir, de sistematizar y tratar de buscar una metodología para conservar todos los datos de denuncias de familiares y cotejarlos con la información que se tenía de los centros clandestinos de detención y tortura. El 29 de marzo de 1985, en el caso que se conoce como Los degollados, él fue secuestrado por un operativo de carabineros en la puerta de nuestro colegio, donde estudiábamos con mi hermana. Conversaba con Manuel Guerrero que era un dirigente del profesorado y también militante comunista que había sido sobreviviente de un campo de concentración. En un operativo con helicóptero incluido bloquearon las calles aledañas, secuestraron a mi padre y a Guerrero. Los cuerpos junto al de un publicista que se llamaba Santiago Natino los dejaron a la vista. No los escondieron, lo hicieron para amedrentar.-¿Su historia y su militancia en el movimiento Anticapitalista bien puede explicarse por ellos?- Por supuesto, es parte de mi ADN, de una historia de luchadores sociales y determina de alguna manera cómo uno se posesiona frente a las escandalosas violaciones a los derechos humanos que se han cometido de manera muy patente desde el 18 de octubre pero también hacia atrás. El estado chileno no ha cesado de violar los derechos humanos. El fin de la dictadura no significó el fin de los crímenes de lesa humanidad que siguen aun hoy: que se concentran en el territorio mapuche y con la represión permanente donde hay desaparecidos en democracia, o contra personas que han sido expulsadas por carabineros en tomas de terrenos y eso ha generado un cultivo desde el retorno de la democracia hasta ahora.-¿Cómo es que posible que estos resabios del pinochetismo perduren hasta hoy en la sociedad chilena, incluso que determinados sectores reivindiquen abiertamente a la dictadura militar?-Creo que en parte es por cómo se llega al fin de la dictadura, que es una negociación política. El dictador lo hizo posible con algunos sectores de la oposición y uno de los temas de discusión era no tocar las estructuras de las fuerzas armadas. Estas siguen igual, con los mismos generales, con los mismos represor

Fonte: Camilo Parada Ortiz: “El estado chileno no cesa de … | Página12